martes, 14 de mayo de 2013

Relación de Ediles de 1925

Capítulo 69



                                                                                                                        AÑO 1925

                                                  Excmº Ayuntamiento


    ALCALDE PRESIDENTE D. José Garcia Saenz Diente
1º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Ildefonso Gutierrez Dueñas
2º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Francisco Bravo Jimenez
3º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Alberto Vazquez Cano
4º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Andres Viñas Garcia
5º TENIENTE DE ALCALDE. –Don José Maria Bonelo Urquiza
6º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Julio Rodriguez Garcia
7º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Francisco Garcia Carrilo
8º TENIENTE DE ALCALDE. –Don Manuel Garcia Carrasco
1º TENIENTE SUPLENTE.-       Don Rafael Valdivia Aguayo
2º TENIENTE SUPLENTE.-       Don Benito Anguiano Escolar
3º TENIENTE SUPLENTE. -      Don José Macias Gil
4º TENIENTE SUPLENTE. -      Don Vicente Garcia Alonso
5º TENIENTE SUPLENTE. -      Don Vicente Jimenez Barea
6º TENIENTE SUPLENTE. -      Don Joaquin Luna Lora
7º TENIENTE SUPLENTE. -      Don Antonio Rubiales Cobeña
8º TENIENTE SUPLENTE. -      Don Manuel Ordóñez Anillo
CONCEJAL JURADO. -             Don Ruperto Toledano
CONCEJAL JURADO. -             Don Salvador Mosé Moreno
CONCEJAL JURADO. -             Don Cándido Vegazo
CONCEJAL JURADO. -             Don Rogelio Albalá
CONCEJAL JURADO SUPLENTE.- Don Manuel Saavedra Rios
CONCEJAL JURADO SUPLENTE.- Don Juan Ramos Gómez
CONCEJAL JURADO SUPLENTE.- Don Miguel Espino
CONCEJAL JURADO SUPLENTE.- Don Antonio Navarro Segalerva
CONCEJALES TITULARES.-    Don José Ferrer
CONCEJAL TITULAR. -             Don Cristobal Torres Ruiz
CONCEJAL TITULAR. -            Don Francisco Sanchiz Avilés
CONCEJAL TITULAR. -            Don (Quedan vacantes nueve nombramientos de           concejal titular)


ALCALDE PRESIDENTE                                 1
TENIENTES DE ALCALDE                             8
TENIENTES DE ALCALDE SUPLENTES     8
CONCEJALES JURADOS                                4
CONCEJALES JURADOS SUPLENTES        4
CONCEJALES TITULARES                          13
                                                                           ---
                                                                           38





Homenaje a Cruz Herrera y descubrimiento de la lápida

Capítulo 68








31 de Julio de 1924. de EL LINENSE, periódico local.


GRANDIOSO ACTO DE HOMENAJE A DON JOSE CRUZ HERRERA

    Todo el pueblo de La Línea, como era de esperar, tratándose de un hijo suyo el homenajeado, acudió en la mañana del domingo, día 27 del presente mes, ante la casa donde nació el ilustre artista, gloria linense, D. José Cruz Herrera.

    A las diez en punto llegaba a este lugar, el Sr. Alcalde Presidente del Excmº Ayuntamiento y también la Comisión Organizadora de este acto, don Francisco Cascales Lozano y señores miembros de la misma, don Carlos Bonelo Gazzolo, don Ildefonso Gutiérrez Dueñas, don José morillas Diañez, don Carlos Jimenez Moya, don Luis Diez del Rio, don José Ramírez  Maresco, don Juan Asiego, don Manuel Alonso Rodríguez, don José Casal, don Fernando Sedeño, don Eduardo Gómez de la Mata, don Benito Anguiano, don Eleuterio Tabera y, el secretario de ésta, don José Conejo Aguilar.

    Figuraban numerosas representaciones del Exmº Ayuntamiento, asistiendo casi todos los señores concejales.

    La Cámara de la Propiedad Urbana, fue representada por una nutridísima Comisión, figurando en ella su presidente, don Bartolomé Lima y el secretario don Francisco Berenguer Gutiérrez.

    Asistió el Ateneo Medico en pleno y en su totalidad las fuerzas vivas de la población y todo cuanto en esta representa y vale.

    El acto del descubrimiento de la lápida conmemorativa, que como homenaje al preclaro artista Cruz Herrera, había de llevarse a cabo, revistió gran solemnidad e imperecedero recuerdo.

    La notable banda del Regimiento de Pavia, dejó incesantemente de oír sus brillantes ecos, y entre estos y los entusiasmados aplausos del pueblo, que supo sentir henchido tan emocionante momento, el señor alcalde descubrió fervorosamente la lápida colocada en la fachada de la casa donde nació el querido pintor linense que hoy se homenajea.

    Fue un momento solemne, indescriptible. El Pueblo, augusto, majestuoso en un silencio de solemnidad, vio descorrer el lienzo avalorado que cubría el mármol dedicado en premio al exquisito talento del eximio Cruz Herrera, y después desbordado de anhelos de admiración y cariño hacia este prorrumpió en vítores y aclamaciones ensordecedoras.

    Después, una Comisión elegida de entre los señores que forman la Organizadora, pasó a ofrecer los respetos de esta y los aplausos del pueblo de La Línea, a la señora madre del artista, que llorosa y sentimental, pero enorgullecida del espontáneo sentir de esta y generoso pueblo, acudió a recibirlo, así como un exquisito y elegante ramo de flores naturales, que entre cordialísimas y sentidas expresiones le fue entregado por nuestro querido y jovial alcalde don Francisco Cascales.

    Ocupado el balcón para desde allí hablar al pueblo, del homenajeado con que se honraba a un hijo suyo, nuestro compañero señor Conejo dio lectura a dos hermosísimas cartas, delicadas por su exquisito estilo y sentidas por sus emocionantes frases, que ha recibido el señor alcalde desde Vigo enviadas por el homenajeado.

    En ellas refleja claramente su pensar y sentir que no son otros que dolerse de no poder asistir a este grandioso acto que le ha impresionado el alma.

    Hace un canto a la grandeza y sublimidad del pueblo de La Línea, y promete estudiar abnegadamente por el logro de otros triunfos con que ofrender a esta tierra, madre hidalga y generosa.

    La lectura de ambas cartas son acogidas con estruendosos aplausos. Seguidamente usa de la palabra don José Ramírez Maresco, quien con esa expresión dulce y sencilla a que nos tiene acostumbrados, hace historia de la vida de Cruz Herrera, desde que empezara sus estudios, bajo la dirección de don Juan Asiego, hasta la fecha en que se ha premiado su ingenio en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

    Hace comparaciones de los ilustres muertos: Velazquez, Goya, Tiziano y otros, reflejando el inmenso talento de Cruz Herrera que por sus propios méritos ha conseguido dar días de jubilo a La Línea, ya que el homenaje que se le dedica es como premio a su ingenio, que es la obra en él desarrollaba para dedicarla a su pueblo.

    Acto seguido, la muchedumbre prorrumpió en aclamaciones de júbilo y simpatía hacia el querido artista Cruz Herrera, dirigiéndose después los señores invitados y en general todos los asistentes a este grandioso acto al palacio municipal, donde había de clausurarse la Exposición Local de Dibujo y Pintura.

    Después de terminado el acto, el señor alcalde dirigió a don José Cruz Herrera el siguiente telefonema:

    Vigo. Cruz HERRERA. Hotel Sud América. Hoy celebrose homenaje su honor. Asistieron autoridades, corporaciones, funcionarios y pueblo entero, invitado expresamente, aclamando entusiastamente Cruz Herrera acto descubrimiento lápida, desbordándose entusiasmo momento ofrecer Comisión respetos su querida madre, oyendo público religiosamente lectura sus cartas.

    Todos lamentamos su ausencia, aunque fundada principios modestia que realza aun más su personalidad.

    Le abraza cariñosamente en nombre su pueblo, alcalde Francisco Cascales.









Fotografias de La Línea en Blanco y Negro

domingo, 12 de mayo de 2013

Al pasar ....... (por la Velada)


Capítulo 67


AL PASAR…



¡Chin, tatachin, tatachin, chin chin! Tata chin…

-¿Queréis más?...

-¡¡¡Si!!!

¡Chin, tatachin, tatachin!!!

-¡Pasen, pasen señores, va a empezar en seguida! Verán la maravilla más grande del mundo entero: la mujer ogro; se come a los niños crudos sin masticarlos siquiera; la madre que no quiera a sus hijos que se los traiga a ella; los pago a cuarenta céntimos los varones y a veinticinco las hembras…

Pasen, no hay que esperar. La mujer ogro pesa trecientos kilos antes de comer; después, trescientos mil…

-¡Pííííí! ¡Un globito! ¿Quién quería un globito?...

-Mamá yo quiero uno…

-¡Un globazo te voy hacer yo en la cabeza como no te calles!

-¡Va el número! ¡Tres cartones un real y trece una peseta! ¡No va más!

-¡Sssssssssssssssssssssssssssssssssss! ¡Púm!

-¡Ay, que bonito! ¡de lagrimas!

-¿Quién se va a llevar otro Pepe? Tome usted caballero tres papeletas; usted, guapa, compre una papeletita que le va a tocar.

-yo tengo ya un Pepe.

-¡Ya me lo figuro! Pero no le pesará tanto para que no quiera otro.

-¡Le pesará a su abuela, so atrevido!

-¡Púm, pirriquitipunchaparacatapuncalatitanapá…! ¡Y no tengo puntería, ¿eh? Ya he hecho moverse a todos los muñecos del tiro al blanco. ¡Vengan otros veinte tiros! ¡puncaralatapun! ¡pun ta-ta ta-ta!

-¡el rico turrón, la rica almendra, el rico piñonate! ¡todo rico menos yo!

-¡Adelante! ¡adelante! ¡Verán la mejor colección de fieras que ha venido a esta feria! Leones, panteras, cocodrilos, hipopótamos, elefantes, ratones y cucarachas que caminan por todas partes. ¡No se detengan, es sesión continua! Hay osos sabios y burros  ¿???????en los cuales verán el retrato de estimados conocidos…

-¡Yo seg de Paris de Fransia y  ió comegme cagbones encendidos y echag fuego pog la boca! A 3 perras gordas la entrá, digo la entrada, que ió me he equivocato y ió  ¿?? De pagís de Fransia!

-¡Gracciosa! ¡Me voy a comer tu boca y a beber tus ojos!

-¡Bestia!

-¡Olé ya las mujeres bonitas!

-¡Miren el abuelo!

-¿Abuelo? ¡de tus nietos lo tengo que ser, simpática!

-¡Que se cree usted eso!

-¡Tin, tin, tin, tin, tin,…!

-¿Vamos al cine?

-iremos a la segunda, vamos a pescar un poquito.

-¡Al agua fresca! ¿Quién quería aguaaaaa?

-¿No te dije que no vinieras a la feria?

-¡Como que tu ibas a estar divirtiéndote y yo me iba a quedar en la casa! ¡Miau!

-¡Pues hemos terminado!

-¡Pues hemos terminado!

-¡Ufff, que calor!

-Señorita, ¿me permite usted que le diga unas palabras?

-Si no son muchas…

-Muy pocas, que la quiero con toda mi alma, que desde que la conocí no como, ni duermo, ni juego a la pelota…

-¡Que barbaridad!

-¡Por la salud de mi madre que es la verdad!

-No jure usted…
-Si, le juro eso, y le juro que me tiene usted loco, que o me dice usted que me quiere, o me rompo la cabeza contra una esquina.

-Que no le de tan fuerte; ya lo pensaré.

-¡Yo me quiero subir en los caballitos!

-Si, hijo, súbete aunque sea en una burra…

-¿Vamos a bailar?

-¡Vamos!



Lector, tú creerás que me he vuelto loco, ¿no? Pues no hay nada de eso; lo que he hecho aquí no ha sido más que mostrarte una instantánea sacada al pasar por nuestra eterna feria.

                                               Roulatabille.

Nota ¿Quién se esconde tras el seudónimo? ¿Segovia Ramos? ¿Padilla? ¿Gomez de la Mata? ¡Vaya usted a ver!


Antonio Cruz de los Santos



viernes, 10 de mayo de 2013

La Feria Llega 1924

Capítulo 66





LA FERIA LLEGA …


…y con ella, la hora de que se realicen las gratas esperanzas de nuestras niñas bellas, los sueños felices que forjaron en las incomparables noches veraniegas tibias y perfumadas … ensueños de amores ideales mucho tiempo presentidos y esperados con verdadera impaciencia…

    Todos anhelamos, la marcha rápida del tiempo que falta acariciando la ilusión de que esos días alegres en que parece se hace un alto en la vida han de borrar, por unas horas siquiera, nuestras constantes amarguras.

    Y satisfechos vamos viendo las primeras casetas, los primeros feriantes, las tiendas llenas, los niños que gozan ya pensando en el trajecito nuevo. Muchos vendedores ambulantes, muchos organillos callejeros … mucha alegría. Es una oleada de vida que se extiende por la ciudad toda, y que a medida que el tiempo corre se agiganta más y más sacudiendo la monotonía constante de nuestra existencia y predisponiendo los ánimos para una completa embriaguez de encantos y de bellezas.

    Y ya, mentalmente, vemos parar la Banda, y tras ella, la eterna turba de pequeñuelos que ríen y gritan alegrando el pueblo todo con su alocada felicidad.

    La feria llega, y la alameda donde se instala volverá por unos días a dar la sensación de un gran palacio de ensueños claveteado de fuego, bajo el cual, en delicioso tropel, se desbordan las flores más exquisitas del jardín de la vida; rosas carnales cuyo embriagador perfume se adentra en las almas, acelera los latidos del corazón, y hace como nunca mentir la alegría de vivir.

    Un delicioso murmullo de piropos dulces y chispeantes, de risas cristalinas y bulliciosas se clavará en el espacio saturado de muy diversos aromas, y surcado a ratos por caprichosos cohetes que como lluvia de estrellas aumentarán a intervalos los puntos luminosos del firmamento.

    Volverá a otras la monótona cantinela de los feriantes que a voz en grito ensalzaron las existencias de sus mercancías …

    Y los eternos muñecos humanos que la triste carreta de la farsa da a luz, se exhibirán sonrientes y horriblemente pintarrajeados mientras cuatro MUSIQUEROS luchan  por arrancar sonidos armónicos a unos instrumentos, y el Director del circo anuncia las piruetas que harán los titiriteros…

    Y gozamos creyendo ya estar danzando y viendo danzar a las nenitas guapas al compás de un voz modernista, mientras los papas, sintiéndose rejuvenecidos pasean muy en Tenorios, y las pobres mamas cuchichean y rememoran los tiempos que pasaran para no volver.

    Y luego el desfile también alegre, bullicioso también…

    Se irán amortiguando los ruidos, apagándose las luces…; en el paseo quedaran tan solo algunos morosos; harán su aparición las tristes flores marchitas buscando amor sin amor, y ante los puestos de dulces se estacionaran los golfillos que con infinita amargura y muy disculpable envidia lanzaran interminables miradas a lo que tan lejos de ellos está…

    Con asombrosa rapidez irán pasando esos días esperados todo el año con impaciencia y afán…; esos días que consiguieron amortiguar nuestros morales dolores…; esos días que a muchas mujercitas proporcionaron la dicha de conquistar un corazón del que nacerán amantes frases que arrullen sus oídos, y que en otras pobres dejaron la amargura de una nueva decepción…

    ¡Oh feria…! Semana loca, bulliciosa, cascabelera…; conjunto de contrastes bellos… Eres siempre igual, distinta siempre, porque cada año que pasa son distintas las sensaciones que vas dejando en las almas sin que tú constantemente bella, eternamente alegre, hagas nada por conseguir esto.

    Yo que muchas veces gocé en tus días de verdadera aventura, quisiera poder seguir alocándome y sumarme a ese tropel bullanguero que por ti y contigo se agita…

    Quisiera… quisiera…, pero ya no puede ser, el encanto de mi vida está roto, y no puedo evitar que una lágrima rebelde humedezca mis mejillas viéndote llegar a ti, que indiferente, como si una mujer fueras, ríes con locura adorable ofreciendo a todos el tesoro de tu eterna alegría…



                                                                    Rafael Segovia Ramos. Año 1924.   



Antonio Cruz de los Santos



miércoles, 8 de mayo de 2013

Canto a La Línea

Capitulo 65



CANTO A LA LÍNEA


Original de Rafael Segovia Ramos.



    Gentil ciudad, pletórica en belleza
Y amor hacia tus hijos que te adoran;
La gracia, la alegria y la grandeza,
Esclavas tuyas son: Tu suelo moran.

    El cielo que te cubre, es hechicero,
Subyuga al que lo mira un solo instante…
Tu ambiente democrático, sincero,
Arroba al encanto visitante.

    Tus hijas con las flores más hermosas
Que tiene en su jardín Andalucía;
Envidia dan sus rostros a las rosas…
Sus ojos son el sol del medio día.

    Sus talles, más gentiles que palmeras.
Sus labios, rojos son cual dulce herida.
Sus almas siempre alegres, bullangueras,
No saben de las penas de la vida.

    Los mares te acarician orgullosos
Y ufanos de tu hermosa posesión,
Arrullos te prodigan amorosos,
Brindándote con ellos su pasión.

    Los dones más preciados que existieron,
El cielo derramó con ansia aquí…
Los ojos que una vez tu encanto vieron,
No pueden apartarse ya de ti.

    Aún tienes que ser bella; más que ahora;
La suerte  se te ofrece con placer…
Aún tienes que elevarte triunfadora,
¡Asombro dará al mundo tu poder!

    Quisiera yo ofrecerte mis amores
Con pruebas positivas de valor…
Más… sólo sé en mis versos darte flores…
¡Acéptalas del pobre trovador!



Antonio Cruz de los Santos